Publicado, Martes 22 de Abril de 2014

V JUDUCA 2014: Entre la alegría y lo inesperado*

Las tardes de la semana del 6 al 10 de abril habían sido pesadas en extremo. Las temperaturas rondaron los 40 grados centígrados y aún así, los atletas de 19 universidades de Centroamérica peleaban por las victorias de sus conjuntos en cada una de las 10 disciplinas en las que se competían durante la V edición de los Juegos Deportivos Universitarios Centroamericanos (JUDUCA – 2014), que se celebraban en varios escenarios deportivos de Managua.

Pero llegó lo impensable… algo que nadie imaginaba… Fueron como 30 segundos. 30 segundos que no son normales, que producen pánico, ansiedad y desolación tras la fuerte sacudida de la tierra, que se estremeció a 6.2 grados en la escala de Ritcher y que generó el colapso de una ciudad vulnerable ante los designios de la naturaleza.

La energía eléctrica falló, la gente corrió a sus casas a buscar a los suyos y algunos de los juegos que se desarrollaban en los diferentes escenarios, la tarde y la noche del jueves 10 de abril, concluyeron en medio del estrés que dejó el estremecimiento de la tierra.

Pero la sacudida brusca de la corteza terrestre, que dio salida a la energía acumulada en el sector de los volcanes Momotombo y Momotombito, y en las lagunas de Apoyeque y Xiloá, tiró al trasto las finales de las disciplinas colectivas como el baloncesto, voleibol, fútbol de campo y sala en ambos sexos, además del béisbol. El atletismo también tenía algunas pruebas pendientes para el viernes 11 de abril por la mañana.

El medallero de los Juegos cerraba solo con las actuaciones de los atletas en Judo, Karate Do, Taekwondo, Ajedrez y algunas pruebas de atletismo. Las muchachas de la UNAN Managua peleaban en el fútbol por la medalla de oro, y ya en voleibol solo quedaba luchar por los terceros lugares, al igual que el básquet masculino, donde el fuerte conjunto de la UNA tropezaba en las semifinales masculinas. La UES de El Salvador y la UCR de Costa Rica dominaban en el atletismo y los colectivos, y se venían por el primer lugar del medallero general que había dominado la UNAN Managua en los tres primeros días.

Ya había pasado el momento de los pesares en el ajedrez, donde la UNI naufragó en el cierre, o el momento vertiginoso que llevó a la UNAN Managua en femenino, alcanzar el tercer lugar por equipo. Medallas iban y medallas venían, mientras los atletas disfrutaban de los Juegos y los Voluntarios canalizaban sus últimas raciones de energías, para cumplir con el compromiso.

Se alistaba un viernes intenso, con actividades vibrantes en las finales, y con un acto de clausura espectacular. Managua quería despedir los Juegos con intensidad, pero el movimiento telúrico provocó angustias, desolación y desbandadas de las delegaciones foráneas que estaban en el país desde el domingo 6 de abril, en ocasión de los Congresillos Técnicos celebrados en el edificio nuevo de la UNI.

Nicaragua era la sede y quería sobresalir, pelear en el medallero y soñaban con ganar los juegos. Y la fiesta comenzó a lo grande con la UNA ganando el torneo de Judo de los Juegos. Era lunes, y en el fútbol la UNAN Managua enseñaba su dentadura, el básquet masculino de la UNA nos hacía creer en la posibilidad de medalla y en voleibol teníamos esperanzas, sumado todo a la emotiva y colorida inauguración en el Puerto Salvador Allende, lugar de destino turístico en la nueva Managua, que poco a poco se ha venido construyendo de la mano del gobierno del Frente Sandinista, pilar fundamental para organizar los V Juduca.

El taekwondo se desarrolló martes y miércoles, y los hondureños hicieron de las suyas con siete medallas de oro para la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). El balance de las competencias en general se mantenía pues lo ticos y salvadoreños eran mantenidos bajo control. Con el Karate do la tendencia se iba para la Universidad de El Salvador, con ocho preseas doradas en la primera jornada, mientras en ajedrez y el atletismo empezaron a dar las medallas sobre todo la Costa Rica, con la UCR y UNED consolidándose en los primeros lugares.

Los V Juduca se tomaron toda la capital de Nicaragua, Managua, haciendo temblar de euforia y alegría a cientos de estudiantes universitarios que se presentaron a las diferentes sedes, desde la Universidad de Managua (UdeM) que albergó el baloncesto y futsala femenino, hasta el Instituto Nicaragüense de Deportes, el Polideportivo España, la Unan Managua y la Zona Deportiva donde el futsala masculino tuvo su casa.

Pero llegó lo impensable… un terremoto y sucesivos temblores desde el jueves 10 y viernes 11, llevaron al Comité Organizador a tomar la decisión de suspender los V Juduca, poniendo por adelante la seguridad de las más de dos mil personas de todas las delegaciones/ Lics. Edwin Calero y Emir Alfaro – Comisión de Comunicación