Publicado, Martes 13 de Octubre de 2015

UNI promueve iniciativa de aprendizaje

42 niños y adolescente del departamento de Boaco y estudiantes del Colegio Politécnico “Rubén Darío”, ya saben programar. Esto gracias a la campaña impulsada por la Empresa Microsoft Latinoamérica y ejecutada por la comunidad Microsoft Student Tech Club de la UNI integrada por estudiantes de la carrera de Ingeniería en Computación de esta misma casa de estudios.

Esta es una iniciativa que se realiza a nivel mundial y en Latinoamérica lleva más de 5 años de realizarse, además se han capacitados a miles de estudiantes como una forma de empoderar a los futuros líderes en estos temas tecnológicos.

En nuestro país, la campaña “Yo Puedo Programar Nicaragua”, se realizó durante dos meses y tuvo como objetivo enseñarles a niños de 10 a 14 años a conocer el lenguaje de programación a través de un método fácil y sencillo. “La herramienta que se utilizó se llama Coudelab, que es una interfaz gráfica, animada, visual, dirigida a niños y solamente se requiere de imaginación”, explicó el Br. Roberto González, líder de la comunidad.

A través de un ambiente de producción de juegos los pequeños programadores pusieron en práctica la resolución de problemas, análisis y razonamiento lógico para poder crear su proyecto, que consistió en realizar un videojuego en el que se identificó una necesidad y se transmite mensajes diversos, entre ellos, medio ambiente, ideas de superación, identificación del mal, entre otros. 

Según la Gerente de Audiencias Técnicas para Latinoamérica de Microsoft Ing. Elisa L. Hung, la campaña de Yo puedo programar Nicaragua, es una forma de compartir el conocimiento tecnológico con los más pequeños. “Es muy importante para nosotros que conozcan de la tecnología desde temprana edad y así puedan familiarizarse, sentirse a gusto, puedan y tengan el interés de seguir una carrera de ciencias en computación”. Además agregó “que vean que la programación no es algo difícil de alcanzar, de entender, nosotros le proveemos las herramientas para que lo prueben y puedan tener la práctica y así tengan seguridad en sí mismo para que sigan aprendiendo”.

Para los 10 instructores que fueron parte de este proyecto esta fue una experiencia satisfactoria, porque además de enseñarle a los niños también pudieron aprender de ellos, comentaron. “El método de enseñanza al cual nosotros estamos acostumbrados es completamente diferente a darle la clase a un niño; prácticamente nos acoplamos a una enseñanza súper más práctica”, compartieron los jóvenes estudiantes de la Facultad de Electrotecnia y Computación de la UNI.

Los padres de familia agradecieron a Microsoft y a la UNI por enseñarles a sus hijos un conocimiento avanzado antes de entrar a la universidad. Además instaron a sus hijos a continuar estudiando para alcanzar un futuro mejor.

La culminación del proyecto Yo puedo programar Nicaragua, concluyó con la entrega de certificados por parte de la Empresa Microsoft a través de su representante la Ing. Elisa L. Hung./ Lic. Vanessa Bordas A.