Publicado, Jueves 11 de Febrero de 2016

“Todo lo renovó Darío”

“Aún sin montar caballo y no blandir espada, es nombrado Héroe”, es apenas uno de los muchos títulos que recibió Rubén Darío,aún después de sus 100 años de haber pasado a la inmortalidad.

La Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) en la jornada de su 33 aniversario de creación, incluyó un homenaje en el centenario de la muerte del gran panida denominada “A 100 años de Darío”.

El Arquitecto Porfirio García Romano, docente de la UNI,explicó que también fue llamado “El príncipe de las letras castellanas” por sentar las bases de la poesía moderna que fue traducida en 16 idiomas y que fue reconocido como Padre del Modernismo por otros poetas como Salomón de la Selva, Jorge Luis Borges, Henríquez Ureña.

“El padre del modernismo”, “El libertador”, “Precursor de la poesía”, son otros títulos honoríficos que el bardo se ganó. A los tres años empezó a leer sus primeros libros como: La Biblia, el Quijote de la Mancha, Las Mil y Una Noches y hasta novelas terroríficas.

Con la publicación de su obra Azul (1888), a sus 21 años según el Arquitecto García Romano, inicio lo que se llamó la “Revolución literaria”.

El poeta, Jorge Luis Borges, reconoce la genialidad de Darío y la resume: “Todo lo renovó Darío: La materia, el vocabulario, la métrica, la magia peculiar de ciertas palabras, la sensibilidad del poeta y de sus lectores…quienes alguna vez lo combatimos, comprendemos hoy que lo continuamos. Lo podemos llamar Libertador".