Publicado, Viernes 18 de Julio de 2014

Sostenibilidad es armonía entre la población y el territorio

Con el objetivo de plantear teorías y metodologías acerca del ordenamiento de los territorios, asi como valorar las riquezas naturales y la sensibilidad que prevalece en la Reserva de Biósfera de Bosawás y las praderas del Municipio de Santa María de Pantasma – Jinotega, se realizó en la UNI, la cátedra titulada “Ordenamiento Territorial y Gestión de Riesgo “.

El arquitecto Juan Francisco Herrera del Centro de Formación Integral de la UNI, aseguró que Bosawás es una de las reservas naturales protegidas y patrimonio nicaragüense que posee tierras vírgenes, 200 mil insectos, recursos silvestres, pero en el periodo comprendido entre los años 1997-2014 ha perdido 50% de sus bosques. Al respecto, expresó “para el ordenamiento territorial urge recuperar los sistemas y subsistemas ambientales, que permitirán la preservación y el desarrollo de la vida”.

El ordenamiento territorial es una normativa con fuerza de ley, que regula el uso del territorio, definiendo los usos posibles para las diversas áreas en que se ha dividido el territorio. Su función es organizar, armonizar, administrar, la ocupación del suelo, de manera que contribuyan al progreso humano sostenible.

“La ley de Municipios establece regulación y control del uso de suelo rural y urbano”, dijo el arquitecto Roberto Amoretti del Centro Humboldt. Agregó que es necesario tener conocimiento del ordenamiento territorial para no agotar las reservas de agua, bosques o asentarse en sitios vulnerables.

El tema abordado en la cátedra, brindó a los participantes reflexiones acerca de las zonas habitables (con riesgo y sin ello), así como la necesidad de impulsar el desarrollo sostenible con armonía entre el binomio población – territorio. También, se sugirió que en el currículo universitario se integre lo referido a la madre tierra y las prácticas adecuadas de ordenamiento territorial en el país. /Lic. Francis Suárez