Publicado, Viernes 25 de Agosto de 2017

Software detecta y evita fraude académico

Un Software que mitigue el riesgo de plagio académico y profesional, así como herramientas de apoyo al proceso de la enseñanza y aprendizaje, fue lo que conocieron los Directores de Bibliotecas de las universidades Miembros del CNU.

Turnitin es un programa para detección de similitudes y retroalimentación a estudiantes, pensado para mejorar y promover la integridad académica evitando las prácticas de plagio. Esta plataforma consta de tres componentes; 61 mil millones de páginas web indexadas, 640 millones de trabajos estudiantiles y 160 millones de publicaciones y artículos científicos.

La Gerente de Éxito Académico para Turnitin Latinoamérica Ph. D Catalina Londoño Cadavid, explicó que el software compara la originalidad del contenido escrito con las bases de datos de la plataforma mostrando en qué lugar está el fraude.

La Coordinadora del Programa de Fortalecimiento de la Información para la Investigación (Peri) del Consejo Nacional de Universidades (CNU) Licenciada Ruth Velia Gómez, destacó que se está trabajando de cara a mejorar la calidad de la investigación en todos los niveles.

“El plagio atenta contra la calidad de enseñanza, contra la imagen de las universidades, tanto estudiantes y docentes utilizamos recursos de información y no citamos las fuentes, no hacemos referencia de las fuentes que consultamos que nos puede ocasionar problemas a nivel profesional e individual; lo que queremos es ir creando a nivel de país y de universidades ese cambio de cultura por respeto a las ideas, al derecho de autor, a la propiedad intelectual que es muy importante”, enfatizó la Lic. Gómez.

Para la Ph.D Londoño Cadavid es muy importante proteger la integridad académica ante el plagio, aunque desde ya se puede ir implementando buenas prácticas. “Cuando uno está escribiendo sea estudiante, docente o investigador, lo más adecuado es mantener un registro de todas las fuentes que se está utilizando, conocer como se hace la citación adecuadamente, entender lo que está haciendo para poder explicarlo en sus propias palabras ya sean en las tareas, tesis o investigaciones; y por otro lado a nivel universitario se pueden implementar gestores bibliográficos, software que le puedan servir de apoyo para promover buenas prácticas, valores, tener políticas claras y un código de honor que permita promover la integridad y hacer las cosas bien hechas”, expresó la especialista.

A través del Programa Peri, se ha logrado tener acceso a recursos de información para así visibilizar la producción científica del país, de tal modo que gracias a los nuevos recursos de información se podrá contribuir a mejorar la calidad de la investigación de cara a los procesos de autoevaluación institucional./ Lic. Vanessa Bordas A.