Publicado, Miercoles 5 de Febrero de 2014

“Sáquele el jugo a la basura”

La basura es un problema social  que afecta la salud, el medio ambiente y el entorno en el que nos desplazamos cotidianamente ya que la encontramos tirada por todos lados, calles, avenidas, ríos, lagos y lagunas demostrando de esa forma mal aspecto y poca educación por parte de los habitantes, principales generadores de desperdicios como parte de satisfacer las necesidades de consumo.

Por tal razón en el programa radial de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI Soluciones que te brinda soluciones prácticas a problemas cotidianos, se abordaron los Tips sobre la Gestión de la Basura en el Hogar.

A continuación te brindamos consejos prácticos que te ayudarán a ponerlos en práctica desde tu hogar:

Ponga en práctica las 4Rs del ambiente: Rechace, Reduzca, Reutilice, Recicle.

1. Contener el impulso consumista, antes de comprar debemos pensar si realmente necesitamos ese producto, evitando que se convierta en basura en un menor tiempo. Así ahorramos dinero y le sacamos el jugo a todo lo que ya tenemos.

2. El desperdicio es costoso y contaminante. Cuando puedas, reutiliza o regala aquello que aún le queda vida útil como ropa, libros, muebles y aparatos electrónicos y electrodomésticos.

3. Evita productos con empaques exagerados. Es mejor comprar a granel lo que nos dura más, como el arroz en sacos de 25 lbs en vez de 5 bolsas de 2 kg, papel higiénico por bolsón en vez de empaques individuales, aceite por galón en vez de bolsitas de ¼ de litro, además esto te ayudará a ahorrar dinero.

4. No permitas que las cosas se dañen por mezclarse con otras, esto significa basura innecesaria.

5. Utiliza los útiles escolares en su totalidad. Por ejemplo, el papel es un recurso que proviene de los árboles y es cada vez más escaso, hay que usarlo bien. Además, si puedes usar papel reciclado, debes saber que cada tonelada salva alrededor de 17 árboles.

6. Cuando se funda una lámpara o bombillo, reemplázalo por un foco fluorescente que duran entre 8-10 veces más. Las lámparas son desechos peligrosos que no se pueden tirar a la basura, así que es mejor reducir la cantidad que usamos.

7. Siempre que sea posible, utiliza vasos, cubiertos y utensilios de cocina hechos en metal, madera, cerámica o vidrio. Los productos descartables son altos contaminantes, especialmente los de poroplast.

8. Siempre que vayas a la venta, lleva un bolso reusable o un recipiente para no llenar  el bote de la basura, que es uno de los principales contaminantes de nuestras ciudades.

9. Separa tus residuos en degradables y no degradables, así facilitarás la gestión de la alcaldía y la pronta degradación de los orgánicos. Las latas de aluminio, las botellas de vidrio y muchos metales son reciclables y aportan dinero a la economía, ayudemos a su recolección y evitemos que se depositen donde no tienen ningún beneficio.

10. Nunca quemes la basura inorgánica, contiene compuestos peligrosos para la salud, especialmente el plástico. Así mismo, no debes enterrar la basura orgánica revuelta con inorgánica como bolsas, recipientes con aluminio. Si vives en el campo, es mejor hacer un esfuerzo y trasladar todo lo inorgánico al puesto de recolección más cercano de la municipalidad.

Para generar menos basura y depositarla en el lugar correcto, debemos ser protagonistas todos los días realizando las acciones propuestas, además de informar, educar e invitar a nuestros familiares y amigos a sumarse a esta tarea y a hacer un mejor ambiente, sano y bonito cada día para las familias nicaragüenses./ Ing. Nohely Castellón, Consultora CPML- UNI.