Publicado, Jueves 21 de Septiembre de 2017

​Previniendo los riesgos en Momotombo

A 12 km del municipio de La Paz Centro departamento de León, se ubica la Comunidad de Momotombo la cual cuenta con una población de aproximadamente 3, mil 500 personas en total, esta localidad fue una de las más afectadas por el sismo de magnitud 5.9 que se registró el pasado 16 de septiembre del año 2016, misma que se produjo debido a una falla geológica pequeña localizada en las faldas del volcán El Hoyo, ubicado en este mismo municipio.

En ese sentido la UNI a lo largo de seis meses a través del Programa de Estudios Integrales, Habitabilidad y Territorio (PEI) realizó el Proyecto Identificados Patrones Socioculturales en las Prácticas Constructivas Habitacionales y sus efectos ante eventos sísmicos: El caso de la Comunidad Puerto Momotombo, Municipio de la Paz Centro, Departamento de León.

El objetivo de este proyecto es ayudar a los tomadores de decisión a conocer dónde se encuentran los mayores riesgos en la comunidad, las fallas sísmicas, las zonas de inundación, los pasos y medidas a tomar en cuenta a la hora de realizar una construcción y que deben realizar ante los peligros y pérdidas materiales.

Para la Arq. Karla Jiménez Técnico de Proyectos del PEI los resultados reflejados por la investigación indican que las condiciones sociales y económicas ligadas al bajo nivel económico de los pobladores de esta localidad, que influyen al momento de decidir cómo construir, además de la toma de decisiones en la contratación de mano de obra lo que se traduce en autoconstrucción y malas prácticas constructivas.

Según el compañero Sergio Ruiz Rugama, Concejal de dicho municipio debido a la pobreza que hay en la localidad, los pobladores construyen de manera empírica sin tomar en cuenta las medidas de seguridad correspondiente.

“No queremos continuar haciendo esas malas prácticas que atentan contra la vida, por eso el equipo de la UNI nos están dejando estas recomendaciones y ese conocimiento de qué debemos hacer, saber dónde están ubicadas las zonas seguras, de riesgos, identificar dónde podemos construir; hoy nos dejan un poco más seguros con todo los resultados, además el material didáctico y los mapas para reproducirlo a toda las escuelas, barrios y comunidad,”, expresó Ruiz Rugama Líder Comunitario.

En ese sentido, la arquitecta Jiménez expresó que se realizó una campaña de sensibilización con los líderes comunitarios y la población en general. Al respecto expresó “le dejamos recomendaciones a la municipalidad que siempre debe hacer un acompañamiento en los procesos de emplazamiento de las viviendas, porque muchas veces los domicilios se ubican en zonas que no son aptas para el desarrollo habitacional, también el tema del seguimiento a la hora de la construcción porque la población debería siempre abocarse a las normas que ya están establecidas, siempre los lideres deben continuar con el proceso de sensibilización y las buenas prácticas de construcción, planificar la construcción en su proceso porque lleva varias etapas”.

Los productos generados de este proyectos son: Una base cartográfica, informe diagnóstico, artículo científico para ser publicado en una revista indexada, mapas de riesgo y zonas de seguridad, señalización y material multimedia que contiene los detalles del proyecto.

En los seis meses de duración se contó con la participación de estudiantes de Arquitectura e Ingeniería Civil quienes pusieron en práctica sus conocimientos y contribuyeron al levantamiento y procesamiento de la información. / Lic. Vanessa Bordas A.