Publicado, Martes 21 de Marzo de 2017

Los simulacros entrenan y enseñan a preservar vidas

A las 11 de la mañana en punto sonaron las alarmas y morteros en los recintos universitarios Simón Bolívar (RUSB) y Pedro Arauz Palacio (RUPAP) de la UNI que indicaban un sismo de 7.2 en la escala de Richter, fuertes vientos e intensas lluvias como parte del Primer Ejercicio Nacional de Preparación y Protección de la vida promovido por el Gobierno de Nicaragua.

El actuar de la comunidad universitaria de la UNI permitió que 3 mil 456 personas fueran evacuadas en un tiempo promedio de 2 minutos con 35 segundos; reflejando un aumento cualitativo y cuantitativo en participación y atención ante emergencias como estas.

“Esto representa un 30% más de participación en la evacuación y 30 segundos menos con relación al simulacro anterior; para nosotros es un logro el número de personas movilizadas en menor tiempo; confirmamos con este ejercicio que hay mayor sensibilización y compromiso con la vida”, destacó el Dr. Armando Ugarte, delegado UNI ante SINAPRED.

De inmediato fue activado el comité de emergencia y las diferentes brigadas (Contra Incendios, Primeros Auxilios, Salvamento y Rescate; Evaluación de Daños, Evacuación y Comunicación)conformadas en los dos recintos quienes atendieron los eventos presentados durante el ejercicio; así como la movilización de la comunidad universitaria a las 17 zonas de seguridad asignadas en los dos recintos.

“Los dos recintos emplearon la misma metodología, la primera era desalojar para preservar la vida humana y atender casos de emergencia; hemos cumplido satisfactoriamente con los lineamientos que nos ha dado nuestro gobierno”, puntualizó el ingeniero Diego Muñoz Latino, Secretario General de la UNI.

Durante el ejercicio se simularon situaciones de emergencia. En el RUPAP debido al sismo una persona resultó lesionada y ameritó traslado hacia un centro hospitalario luego de ser atendido por la brigada de primeros auxilios; mientras que en el RUSB la explosión de un transformador permitió a la brigada contra incendios apagar el siniestro.

“Cada día se están haciendo más reales las situaciones, esto nos permite estar preparados para cualquier circunstancia; los escenarios se desarrollaron en las áreas donde consideramos que existe más peligro, estamos tratando que esto sea una forma de tomar medidas preventivas y organizarnos mejor para disminuir los riesgos”, aseguró el ingenieroDonald Palma, Coordinador comité de Emergencia RUPAP.

Estos ejercicios nacionales permiten a docentes, estudiantes y administrativos mayor participación y compromiso, “Los simulacros enseñan y hay que seguirlos haciendo; lo más importante es la participación y toma de conciencia, vamos mejorando mecanismos y sobre todo el compromiso de nuestra comunidad universitaria para salvaguardar las vidas humanas que es lo más importante”; concluyó el Dr. Ugarte.