Publicado, Miercoles 18 de Noviembre de 2015

Estamos mejor preparados para enfrentar los fenómenos naturales

Lecciones aprendidas a 17 años del Mitch, fue el tema de la Cátedra Abierta de Gestión de Riesgo a Desastres y Adaptación al Cambio Climático, donde se planteó lo aprendido y avanzado luego de esta tragedia ocurrida el 28 octubre del 1998, uno de los mayores desastre naturales registrado en la historia de Nicaragua, que causó un gran impacto económico, social y ambiental en nuestro país.

El panel de experto fue integrado por el Doctor Jaime Matus de la Asociación Nicaragüense de Ingenieros y Arquitectos – ANIA quien dio a conocer los puntos de vista del gremio;  el Licenciado Leonel Ramos de la Mesa Nacional de Riesgo quien explicó sus vivencias y reflexiones; y la representación de un constructor independiente el ing. Reine Parrales, quien explicó la evolución de la normatividad en relación al diseño y construcción de edificaciones, tomando en cuenta las lecciones aprendidas del huracán Mitch.

De acuerdo a los expertos las lecciones aprendidas se enfocan en tres puntos básicos:

  • Antes de 1998 no existía una ley que regulara todo lo que es el Sistema Nacional de Prevención y Mitigación de Desastre, logrando crear una ley en el año 2000.
  • Antes de 1998 no existía un Reglamento de la Construcción y fue hasta el año 2007 que se creó el Reglamento Nacional de la Construcción que regula el diseño y construcción de edificaciones, tomando en cuenta elementos relacionados con los desastres naturales como huracanes, terremotos e inundaciones entre otros.
  • Hasta la fecha ya existe un sistema más ordenado, planificado por parte del gobierno actual, así como a nivel institucional, como es el caso de la Universidad Nacional de Ingeniería que creo su comité de prevención y mitigación de desastres.

“Luego de 17 años de ocurrido este desastre natural nos podemos dar cuenta que Nicaragua está preparada para disminuir los efectos de un evento que pueda provocar desastres; no podemos decir que estamos 100% preparados por que uno no sabe qué puede pasar, pero si estamos mejor que en el 98 con ánimo de mejorar”, afirmó el doctor Armando Ugarte, Delegado de la UNI ante el SINAPRED.