Publicado, Martes 29 de Abril de 2014

Estado de la Economía y Perspectiva 2014

Al cierre del primer trimestre, la economía nicaragüense mostró indicios de una aceleración en su ritmo de crecimiento respecto al cierre del año 2013. Este resultado fue impulsado por condiciones externas más favorables, especialmente por una mayor demanda externa y mejora de precios de los principales productos de exportación. Este dinamismo estuvo acompañado de un desempeño favorable de los indicadores de actividad económica, recaudación tributaria, reservas internacionales, crédito bancario y depósitos en el sistema financiero. Lo anterior se presentó en un contexto de bajas presiones inflacionarias, con menores alzas en los precios de los alimentos e hidrocarburos.

Con los resultados preliminares al primer trimestre se mantienen las perspectivas de crecimiento económico anual en un rango entre 4.5-5.0 por ciento y una tasa de inflación entre 6-7 por ciento.

El mayor dinamismo de la actividad económica se reflejó en el Índice Mensual de Actividad Económica, que registró a febrero 2014 un crecimiento de 5.1 por ciento en términos promedio anual (4.6% en febrero 2013). Este crecimiento fue soportado principalmente por el desempeño de las actividades de industria manufacturera (industria alimenticia y zonas francas) y silvicultura, pesca y minas, ambas vinculadas al sector exportador, así como por las actividades de construcción y comercio. El dinamismo estuvo en correspondencia con el crecimiento de la generación de energía eléctrica (6.0% acumulado a marzo) y el crecimiento del empleo, medido por los afiliados al INSS, que mostraron un crecimiento de 7.5% en términos promedio anual.

La inflación nacional continuó mostrando un comportamiento estable y moderado. De esa forma, la variación del índice de precios al consumidor acumuló 1.38 por ciento a marzo 2014 (1.94% en marzo 2013), mientras que la inflación interanual cerró en 5.10 por ciento (6.79% en 2013). La inflación subyacente registró una variación de 4.96 por ciento, manteniendo una tendencia a la baja e indicando la ausencia de presiones inflacionarias.

La política fiscal se ha mantenido prudente y equilibrada. Al cierre del primer trimestre 2014, los ingresos totales del Gobierno Central ascendieron a 14,913.4 millones de córdobas, lo que se tradujo en un crecimiento acumulado interanual de 22.6 por ciento (5.2% a marzo 2013). El crecimiento observado fue resultado principalmente del desempeño del IR que acumuló 6,615.4 millones de córdobas y creció 38.0 por ciento. Por su parte, el gasto total del Gobierno Central presentó a marzo 2014 un acumulado de 13,510.8 millones de córdobas, lo que representó una variación interanual acumulada de 20.1 por ciento.

El comportamiento de las reservas internacionales durante el primer trimestre ha estado en línea con el dinamismo de la economía y especialmente con la mejora de los términos de intercambio del país. Así, el saldo de reservas internacionales brutas (RIB) finalizó en 2,005.2 millones de dólares en marzo 2014 (US$1,859.2 millones en marzo 2013), lo cual conjugado con una disminución de la base monetaria, garantizó un nivel adecuado de cobertura de RIB a base monetaria de 2.6 veces. Adicionalmente, las RIB aseguraron el normal desenvolvimiento de los pagos externos con una cobertura de 4 meses de importaciones.

El sistema financiero ha mantenido su dinámica de recomposición de balance observada desde el año pasado, caracterizada por un menor ritmo de crecimiento del crédito y una recuperación del crecimiento de los depósitos. La cartera de crédito bruta mostró un crecimiento interanual de 22.5 por ciento en febrero 2014, ligeramente superior al de cierre de 2013, lo que podría asociarse con la aceleración de la actividad económica. Por su parte, los depósitos totales registraron un crecimiento interanual de 15.2 por ciento (3.9% en febrero 2013).

Consistente con un contexto internacional más favorable en términos de demanda externa y de precios de materias primas, el comercio exterior nicaragüense experimentó una recuperación importante en el primer trimestre de 2014. Así, las exportaciones acumuladas al mes de marzo se incrementaron en 8.6 por ciento respecto al primer trimestre de 2013, totalizando 680.1 millones de dólares. Las mayores ventas al exterior, especialmente en manufactura, fueron impulsadas tanto por mayores volúmenes transados como por mejores precios contratados con relación al cierre de 2013.

Las exportaciones de Zona Franca continuaron presentando un importante dinamismo, acumulando en el primer trimestre del año 561.2 millones de dólares, equivalente a un incremento de 15.1 por ciento interanual. Este resultado continuó siendo soportado por los sectores textiles y arneses automotrices.

Los resultados preliminares del primer trimestre muestran que la economía nicaragüense mantiene su dinamismo y ha respondido favorablemente a la mejora de las condiciones del entorno externo. Las políticas monetaria y fiscal se mantienen prudentes y enfocadas en garantizar la estabilidad del marco macroeconómico. El empleo ha crecido y la inflación se encuentra estable.

No obstante, a pesar del contexto económico favorable para la economía nacional, es importante tener en cuenta los potenciales riesgos, que incluyen: i) incremento de los precios del petróleo derivado de presiones de demanda o riesgos geopolíticos; ii) incrementos de las tasas de interés internacionales como resultado del retiro de los estímulos monetarios en las principales economías industriales; iii) recuperación de la economía mundial más débil que la prevista, y; iv) fenómenos climáticos o naturales adversos./ Banco Central de Nicaragua (BCN)

Resumen Ejecutivo: Estado de la Economía y Perspectivas 2014