Publicado, Jueves 4 de Diciembre de 2014

​El lado fantástico y desafiante de la Arquitectura

"La arquitectura me da risa” fue el tema desarrollado por el arquitecto Porfirio García Romano en los miércoles culturales promovido por la Facultad de Arquitectura, donde de una manera dinámica y entretenida presentó a los estudiantes propuestas arquitectónicas alrededor del mundo diseñadas por grandes exponentes como Oscar Niemeyer (Fundador de la Arquitectura moderna de Brasil), Frank Gehry (uno de los arquitectos más importantes del mundo), entre otros, quienes con sus diseños han roto los esquemas y plasman en sus obras la imaginación.

"Toda actividad o profesión tiene muchas facetas, al dedicarnos a esta profesión en algunos momentos gozamos pero también sufrimos, un poco el objetivo de esta actividad era mostrarles a los muchachos lo que pasamos a diario cosas buenas y malas; buscarle el lado amable para que vayan entendiendo esa parte de la satisfacción que está ligado a los esfuerzos porque de repente todo lo que uno realiza se olvida pero la satisfacción les va quedar cuando vean sus obras terminadas”; precisó el expositor.

Los jóvenes universitarios consideraron esta exposición como una metodología que les permite abrir su mente y salir de los esquemas que dicta la sociedad y el mundo en las obras arquitectónicas, valiéndose de sus conocimientos para diseñar obras impactantes.

"La exposición del arquitecto Porfirio nos abrió la mente a nuevas ideas, nos relajamos, nos hizo reír es un buen punto para fortalecer nuestros conocimientos y saber en qué cosas podemos estar bien o estar mal; nos da una nueva manera de ver la arquitectura”, apostilló el estudiante de arquitectura Engel Moreira.

La joven Reyna Sandino aseguró que la actividad le pareció muy interesante como el expositor le busco el lado humano a la arquitectura, “vimos grandes obras de grandes arquitectos que diseñaron cosas extraordinarias y que en un principio rompían los esquemas, la lección que me llevo el día de hoy es que nosotros como futuros profesionales debemos soltar la imaginación porque de eso se trata la arquitectura, es un arte”.