Publicado, Viernes 31 de Octubre de 2014

¿El crecimiento de Managua debe planificarse?

Managua ha experimentado un crecimiento incontrolado de habitantes, consumo exagerado del suelo de valor agrícola y la deforestación de los bosques en el lado sur, implica que las autoridades debatan sobre las pautas que han orientado este acelerado incremento urbano, tanto en la ciudad como en su área metropolitana.

Impermeabilizar las grandes superficies de tierra generada por la creación de nuevas edificaciones, urbanizaciones y asentamientos humanos, así como la falta de infraestructura de complejos habitacionales, la contaminación del manto freático (capa del subsuelo), y la ocupación indebida de territorios sujetos a inundaciones y desplazamientos de tierras, hacen que la capital sea vulnerable a los impactos de la naturaleza compartió el Msc. Napoleón G. Flores, Catedrático de Urbanismo de la Universidad Politécnica de Cataluña, España.

Y es en este sentido que, los trágicos sucesos acontecidos en el Barrio 18 de Mayo al sur de Managua, colocan en primer plano la necesidad de revisar y con urgencia, las acciones de planificación territorial así como la previsión de riesgos naturales.

Además enfatizó que, aunque se han ejecutado por parte de los Distritos, Municipios y Asociaciones esfuerzos de regulación en materia de crecimiento, se debe buscar argumentos con un enfoque integral del territorio, la  creación de un marco legal e institucional y la voluntad política de las municipalidades, la concertación entre actores del territorio a través de un Modelo de Territorio- Ciudad Renovado.

Asimismo, el investigador precisó que, la respuesta inmediata ante esa eventualidad podría ser un plan hidrológico que estudie: el agua en el territorio, prever medidas para la sostenibilidad, delimitar zonas excluidas de la urbanización, definir ámbitos para drenajes, marcar zonas de riesgo, prever balsas de regulación y un sistema de cauces adecuados que esté en congruencia y en coordinación con la Planificación Territorial y Urbanística vigente.

Para ello, Managua debe apostar por tres principios básicos de planificación:

  • 1.Crecimiento Compacto
  • 2.Complejidad
  • 3.Cohesión social de sus tejidos urbanos- residenciales

Ahora, en lo que se debe trabajar es en la actualización y sistematización del Planeamiento de Managua en el  campo de la regulación y control urbano tomando en cuenta los documentos y la experiencia de los planes vigentes.

  • Plan Regulador de Managua, 1954
  • Revisión del Plan Regulador de Managua, 1968
  • Plano Regulador para la Reconstrucción y Desarrollo de Managua, 1973
  • El Programa de Reconstrucción de Acción Inmediata, 1975
  • El Plan Regulador para Managua, 1982
  • El Esquema de Desarrollo Urbano para Managua, 1987
  • El Plan Maestro para el Área Central de Managua, 1994
  • Planes Parciales para el Ordenamiento Urbano, 1988
  • El Plan General de Desarrollo Municipal, 2002

Lo más importante es salvaguardar las vidas humanas, brindándoles a los ciudadanos una ciudad segura, ordenada y bonita, todo aporte que hagamos para mejorar las ciudades debe estar orientado en pro de su desarrollo./ Msc. Napoleón G. Flores, Universidad Politécnica de Cataluña, España a través de FARQ- UNI.