Publicado, Jueves 24 de Agosto de 2017

Declaración de amor a Nicaragua

Una noche llena de mucha emoción, magia, amor por el país y su identidad nacional fue lo que se vivió en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío, escenario del único e inolvidable concierto “Canto de Amor a Nicaragua” que logró cautivar los corazones de los asistentes, quienes durante dos horas se deleitaron con canciones dedicadas a la patria.

Un concierto, que logró reunir a 7 grandes voces de la música nicaragüense: Carlos Mejía Godoy su hermano Luis Enrique, Katia Cardenal, Norma Helena Gadea, Juan Solórzano, Luis Pastor y Carlos “Frijol” Guillén, quienes juntos a seis músicos de reconocida trayectoria artística, se unieron alrededor de la “fogata de la nicaragüanidad” e hicieron una “declaración de amor a la patria”, al interpretar sus propias creaciones: Nicaragua, Nicaragüita, Somos Nicas, Cómo te quiero Nicaraguay muchas otras canciones pertenecientes a los principales compositores de la música regional nicaragüense, que han sido inspiración e influencia del trabajo musical de estos destacados artistas.

En el imaginario colectivo, desfilaron con música y letra, presencia y pasión, Camilo Zapata, Erwin Krugger, Tino López Guerra, Jorge Isaac Carballo, Víctor M. Leiva, Justo Santos, Otto de la Rocha, Felipe Urrutia, Salvador Cardenal.

Para el cantautor nicaragüense, Luis Enrique Mejía Godoy embajador cultural permanente de la UNI, este es un concierto muy especial porque está dedicado a Nicaragua. “Me siento muy emocionado porque voy a compartir el escenario con 4 generaciones de músicos que estaremos reunidos para dedicarle un concierto a la patria todos juntos como una gran familia rendirle un homenaje a grandes compositores y cantautores de la música nicaragüense.” destacó Luis Enrique.

Durante el concierto los artistas compartieron con los asistentes algunas anécdotas que sirvieron de inspiración para escribir muchas de sus canciones logrando emocionar al público con su alegría y picardía. “Fue un concierto extraordinario nos vamos llenos de energía, de amor por Nicaragua, fue un total éxito” destacó la señora Sandra Mejía quien asistió al concierto.

El concierto fue la unión de artistas y músicos destacados, quienes se preguntaron y le preguntaron a su público ¿Qué sos Nicaragua para dolerme tanto? ¿Qué sos Nicaragua para amarte tanto?, concluyendo que la música no tiene fronteras, tiende puentes para darle luz a la patria y hacerla brillar a la eternidad./ Lic. Lesbia Molina V.