Publicado, Martes 20 de Mayo de 2014

Construcciones seguras y rentables

Con recomendaciones generales para realizar buenas prácticas constructivas recurriendo al contraste entre lo que se debe hacer y no se debe hacer al construir un sistema constructivo, además evidenciar ventajas y desventajas de cada sistema de construcción, es el objetivo de “Las Cartillas Populares de la Construcción” presentadas por el Consejo Nacional de Universidades (CNU), a autoridades de instituciones como el INVUR, MTI y Alcaldía de Managua.

Construir de forma segura, con materiales sismo resistentes y tomando en cuenta los requisitos, que van desde el mejoramiento de suelos, el proceso constructivo hasta la calidad requerida o adecuada de cada uno de los materiales que formarán parte de la construcción de su vivienda, es por lo que se deben regir las personas que desean edificar su hogar.

Las Cartillas Populares de la Construcción son una herramienta para guiar y ayudar a la población de escasos recursos en cómo construir su vivienda de la mejor manera posible y con seguridad ante sismos, esta idea nació en el marco de la emergencia sísmica generada a partir del sismo de 6.2 del 10 de abril que tuvo su epicentro en el volcán Apoyeque.

En la elaboración de esta guía participaron estudiantes de la carrera de Arquitectura de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), la Universidad Nacional Autónoma de Managua (UNAN- Managua) y la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI) a través de la carrera de Diseño Gráfico.

Son once sistemas populares de construcción los elaborados en este documento:

  • 1.Minifalda
  • 2.Mampostería Confinada
  • 3.Mampostería Reforzada
  • 4.Sistema Prefabricado de Losetas
  • 5.Electromallas
  • 6.Estructura Metálica con Cerramiento Ligero
  • 7.Madera Aserrada
  • 8.Madera Rolliza
  • 9.Adobe con Malla
  • 10.Adobe con Bambú
  • 11.Suelo Cemento

El Ingeniero Telémaco Talavera, presidente del CNU explicó, “las cartillas están orientadas a la construcción de viviendas que sean seguras, económicas y sociales para que la población de recursos más limitados tenga acceso a una vivienda mejor construida y segura para la familia, este es un compromiso del gobierno, las universidades, las municipalidades, la población, porque una vivienda mejor construida puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de una persona o de una familia o significar que una familia quede sin casa o que conserve su hogar aún dentro de una actividad sísmica como es común en nuestro país”.

Los estudiantes que participaron en este proyecto están aportando al país no sólo con el conocimiento sino aprendiendo en una realidad práctica, diagnosticando en lo real no con hipótesis, y así resolver problemas concretos de la población desde el punto de vista social, económico y técnico.

Siendo un material básico y de bajo costo para la población el sistema constructivo de madera aserrada no faltó en la presentación, ya que es un cuerpo que responde de manera efectiva en un movimiento telúrico, compartió Teresa González, estudiante de arquitectura de la UNI.

Para el Gerente del Área de Formulación y Supervisión del Instituto de la Vivienda, Arquitecto Mario Soodani, el trabajo que realizaron los estudiantes es una iniciativa para mejorar los sistemas constructivos existentes, “además de presentarnos a las instituciones los sistemas constructivos que normalmente se hacen, están dando propuestas nuevas no sólo a nosotros sino a Nicaragua completa para poderlas implementar”./ Lic. Vanessa Bordas A.