Publicado, Viernes 1 de Diciembre de 2017

Compartiendo alegría con niños de Ciudad Sandino

Una pequeña muestra de cariño llevaron hasta el Centro de Atención Específica “El Güis”, ubicado en Ciudad Sandino, los jóvenes miembros del Servicio de Voluntariado Universitario (SVU) de la Universidad Nacional de Ingeniería, como parte de la culminación de las actividades de apoyo social del año 2017.

Además de un ambiente ameno de música que puso a bailar a los niños que son parte de éste centro, los más de 30 jóvenes de las distintas carreras de la UNI les regalaron juguetes, pelotas y un pequeño refrigerio.

Según el Ing. Denis Valle, Coordinador del SVU – UNI “El centro “El Güis” a partir de hoy será apadrinado por el SVU de la UNI, “el objetivo es que los jóvenes se den cuenta de las distintas necesidades que tienen las personas y cómo ellos de forma unida pueden ayudar un poco, desarrollando en los muchachos conciencia social”.


Ésta visita por parte del SVU es la primera acción que los jóvenes de la UNI harán en el centro, más adelante un grupo de estudiantes de las carreras de ingeniería civil y arquitectura programarán una visita técnica con el objetivo de hacer un levantamiento evaluativo de la estructura del centro.

La Lic. María Mora, Responsable del Centro precisó que la visita es muy significativa, “sinceramente le agradecemos muchos a los jóvenes que dedicaron un poco de su tiempo para esta visita; muchas personas piensan que sólo pueden ayudar monetariamente, pero traer un momento de alegría como lo han hecho los jóvenes de la UNI es muy apreciado, esperamos que los jóvenes no solo se vayan satisfechos de haber compartido, sino con un pensamiento y experiencia nueva que los humanice aún más” precisó la Lic. Mora.

Por su parte la joven Adela Cedeño, estudiante de Ingeniería Química y quién participó por primera vez en éste tipo de actividades, dijo que es una experiencia muy bonita: “te llevas una satisfacción de haber ayudado y apoyado a los niños aunque sea por un rato, sinceramente insto a que más jóvenes se unan al Voluntariado, no se van a arrepentir”.

Así mismo el joven estudiante de Ingeniería Civil, Esteban Barrera expresó sentirse muy alegre de haber participado en la actividad, “saber que estamos ayudando a estos niños, a sus padres y a sus maestros, sinceramente no hay nada mejor que verlos llenos de alegría y es algo que te cambia como persona”.