Publicado, Jueves 20 de Febrero de 2014

¿Cómo ahorrar energía en el hogar?

Para reducir al máximo el consumo energético se tienen que incorporar medidas de ahorro y eficiencia energética, ej: al utilizar una lavadora “clase energética A” (55% de energía del consumo medio) y usar los programas cortos de lavado, lavadora llena y con agua fría se está recurriendo a medidas que permiten ahorrar energía, lo cual significa evitar un  consumo mayor de energía  mediante cambios en las pautas de uso.

Aunque también se puede consumir menos energía para obtener un mismo servicio es decir, hacer lo mismo con menos, a eso se le llama Eficiencia Energética.  Pero ¿por qué es importante ahorrar energía?

  • Crisis energética: agotamiento y encarecimiento de los combustibles fósiles (petróleo).
  • Reducción de emisiones contaminantes de CO2 (dióxido de carbono).
  • Disminución del grado de contaminación, riesgo de lluvia ácida, mareas negras y destrucción de bosques y espacios naturales.
  • Ahorro económico.

A continuación te decimos algunos Tips de como ahorrar energía:

1. Sustituir fuentes de energía

Al sustituir un termoeléctrico por un termo de gas o por colectores solares térmicos se podrá ahorrar un 30% en la factura de energía y un 80% al sustituir una cocina y horno eléctrico por una cocina y horno de gas.

2. Sustituir equipos

Sustituir los equipos por otros más eficientes ej.: sustitución de electrodomésticos o lámparas, electrodomésticos que han de tener etiquetado energético, lavadoras, secadoras, lavavajillas, lámparas de uso doméstico y hornos eléctricos por aire acondicionado.

3. Aprovecha el clima a tu favor arquitectura bioclimática)

Adapta la construcción a las condiciones del entorno con consumo energético mínimo.  Se aprovecha la luz natural, la ventilación  y la orientación del edificio para disminuir el consumo.

4. Medidas de consumo responsable

Están fundamentadas en una cultura del ahorro y en un cambio de hábitos a la hora de consumir energía, normalmente, requieren poca o nula inversión económica.

Ø El refrigerador: No guardes la comida caliente, evita abrir frecuentemente la puerta o mantenerla abierta durante mucho tiempo, no coloques ni el frigorífico ni el congelador donde les dé el sol o cerca de otras fuentes de calor.

Ø En la cocina: Tapa los calderos y mantén la llama al mínimo, la llama o la placa no debe ser mayor que la base del caldero para evitar desperdicios, si tienes placa eléctrica o vitrocerámica, apágala unos 5 ó 10 minutos antes de que los alimentos estén cocinados.

Ø En el horno: Mantén bien cerrada la puerta del horno mientras lo usas. apaga el horno antes de finalizar la cocción; el calor residual será suficiente para acabar el proceso.

Ø En la lavadora: Llenando el tambor de la lavadora, harás menos lavados (el consumo de energía para una lavadora medio llena es prácticamente el mismo que el de una lavadora llena), usa adecuadamente el detergente, su uso en exceso provoca que la espuma haga trabajar innecesariamente al motor de la lavadora, elige lavados cortos y con agua fría (el consumo de energía se reducirá 6 veces y ahorrarás entre 20 y 50 litros de agua). El 90% de la electricidad consumida se emplea en calentar agua y sólo el 10% en mover el motor.

Ø En la secadora: Usa la secadora sólo cuando no puedas secar la ropa al aire libre, centrifuga al máximo la ropa en la lavadora para eliminar el exceso de agua (podrás reducir hasta un 20% el consumo de la secadora).

Ø Otros equipos: Muchos aparatos (televisión, video, microondas, etc.) siguen consumiendo energía simplemente por el hecho de estar enchufados a la toma de corriente (aún sin estar funcionando). A este consumo se denomina “consumo fantasma”. Por este motivo, es conveniente desenchufarlos si vamos a estar ausentes durante periodos largos de tiempo. Un enchufe múltiple con interruptor facilita esta tarea.

Ø Equipos ofimáticos: Desconecta la fotocopiadora  cuando no se utiliza,  apaga el ordenador  completamente cuando preveas ausencias prolongadas (superiores a 30 minutos), cuando no vayamos a utilizar el ordenador durante periodos cortos, es conveniente apagar la pantalla. La pantalla es la parte del ordenador personal que más energía consume.

Ø Con el agua caliente: Usa agua caliente sólo cuando sea necesario. Ahorrar agua es ahorrar energía. instala grifos y cabezales de bajo consumo. Regula la temperatura entre 30 y 35 ºC, utiliza la energía solar térmica para calentar el agua.

Ø El aire acondicionado: Evita comprarlo, hay ventiladores, ventanas, cortinas, persianas, evita encenderlo, si

lo usas, prográmalo a una temperaturade 25º C y cierra puertas y ventanas.

Para calcular cuánta electricidad consumes en tu domicilio es importante hacer una lista de los aparatos eléctricos, electrodomésticos y otros consumos eléctricos de tu vivienda/oficina/escuela y apunta la potencia de cada uno de ellos, luego calcula las horas que usas cada uno de ellos. El cálculo puede ser diario, semanal o mensual (recuerda que: 30 minutos = 0,5 horas; 15 minutos = 0,25 horas) y multiplica la potencia de cada equipo por el número de horas que está en funcionamiento, así obtendrás el consumo de cada uno y por último suma los consumos individuales y así obtendrás el consumo total, de esta forma podrás darte cuenta cuanta energía consumen en tu hogar./ Ing. Julio Noel Canales, docente de Ingeniería Eléctrica- UNI.