Publicado, Viernes 3 de Junio de 2016

75 años de aportar al Desarrollo del País

La celebración por los 75 años de la Enseñanza de la ingeniería en Nicaragua finalizó oficialmente el 3 de junio, luego que las autoridades de la UNI, el MTI, la Asociación Nicaragüense de Ingenieros y Arquitectos (ANIA) y la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC) reconocieran la trayectoria de 10 ingenieros destacados de o provenientes de la Primera Escuela de Ingeniería de Nicaragua - la de la calle Colon como es recordada cariñosamente-, fundada en 1941.

En esta actividad se hizo una remembranza sobre la historia de la enseñanza de las Ingenierías en Nicaragua realizada por el Ing. Arturo Collado Maldonado, Sec. Técnico del CNU, quién recordó a los asistentes anécdotas, personalidades y hechos históricos que culminaron con la fundación de importantes universidades nacionales, entre ellas la UNI y la UNAN – Managua. 

Al respecto el Ing. Collado afirmó: “esta retrospectiva ha sido muy importante porque hemos recordado a las generaciones pasadas e informado a los jóvenes sobre hechos importantes de la historia de la educación superior; muchos de la generación de nuestros docentes y nosotros mismos nos retiraremos; por eso es importante esforzarnos como sistema de educación superior para tener profesionales de calidad”.

Mientras la noche hacía su fresca presencia, las autoridades de la UNI, MTI, ANIA y el CNC, reconocieron la trayectoria de 10 ingenieros que por  sus aportes técnicos, trayectoria académica, científica, profesional y empresarial así como su comportamiento ético, familiar y comunitario fueron merecedores de una placa, un diploma y un broche alusivo a los 75 años de las Ingeniería en Nicaragua:

  • Adán Cajina Ríos
  • Benjamín Ramón Lanzas Selva
  • Celina Ugarte de Peñalba
  • Carlos Octavio López Berríos
  • Jorge Enrique Hayn Volg
  • Juan José Sánchez Barquero
  • José César Avilés Haslam
  • Ottoniel Argüello Herrera
  • Pablo Ernesto Ayón García
  • Jaime Icabalceta Mayorga

“Honrado, privilegiado y emocionado”

Parte del talento humano que fue formado en la Primera Escuela de Ingeniería de Nicaragua y que ha colaborado en grandes proyectos a lo largo del desarrollo del país fueron reconocidos en la Jornada 75 aniversario.

El Ing. José César Avilés, graduado en 1965 y uno de los homenajeados afirmó sentirse orgulloso del reconocimiento otorgado “sinceramente me siento honrado y privilegiado, 75 años pueden decirse fácil, pero en ese tiempo se pasan muchas dificultades, pero ahora miramos que la ingeniería tiene mucho futuro en los jóvenes que una vez que tengan sus títulos se convierten en promotores de mejoramiento de la calidad de vida de las personas”.

Otro ingeniero homenajeado fue Otoniel Arguello Herrera, el que con pocas palabras para describir lo que sentía afirmo: “estoy emocionado, estar acompañado de mi familia al recibir este reconocimiento, para mí lo más importante además de ellos son mi amigos, mi universidad y mi educación y agradezco a la UNI por este reconocimiento”.

Los reconocimientos no se detuvieron ahí, la UNI como una institución que valora la labor inigualable de las personas que han aportado a la historia, otorgó de manos del Rector, Ing. Néstor Gallo Zeledón, reconocimiento al Ing. Pablo Fernando Martínez, ministro del MTI, Doctor Honoris Causa y fundador de la UNI, por su destacada labor durante los 33 años de vida de ésta casa de estudios superiores así como por sus aportes en su calidad de ministro, al desarrollo del transporte e infraestructura del país.


“Son ya 75 años desde que la primera escuela de ingeniería abriera en Nicaragua la construcción de obras civiles; su progreso desde entonces impone nuevos retos que se deben afrontar con estrategias de gestión curricular, extensión e investigación que permita formar profesionales, acciones que en la UNI siempre tomamos en cuenta”, afirmó el Ing. Gallo Zeledón, Pdte. del Consejo Universitario de la UNI:

Para cerrar con broche de Oro se realizó la develización de una placa conmemorativa de estos 75 años de enseñanza de la ingeniería, como un reconocimiento que perdura para la eternidad, a hombres y mujeres que con su esfuerzo, talento y competencias, han hecho de la ingeniería, el oficio y profesión que aporta y construye el desarrollo de Nicaragua.